domingo, 30 de diciembre de 2018

Roscón de Reyes. Reto Asaltablogs

Último domingo de mes y aquí estamos con el Reto Asaltablogs, somos unos cuantos los que no descansamos ni en fiestas y es que somos asaltadores insaciables, éste es un reto maravilloso que organiza mi amiga Marga, del blog Azafranes y Canelas, pincha aquí para saber un poco más de que va o si quieres apuntarte, pero te adelanto que es muy divertido, cada mes desvalijamos sin piedad la cocina de otro.

Pero este mes es especial, puesto que son fiestas hay gente que no puede participar, así que hacemos el Asaltablogs Invisible, nos apuntamos los que vamos a poder participar y nos llega un mail donde nos indican a quien tenemos que asaltar, es muy divertido.

Yo estoy muy contenta con el blog que me ha tocado, que ha sido Azúcar en mi cocina, el blog de Toñi, a quien tengo el placer de haber conocido en persona, en la quedada Asaltablogs que hicimos hace unos años en Granada.

Tiene un blog lleno de recetas maravillosas, pero en cuanto vi éste Roscón de Reyes... ya no hubo marcha atrás, esa iba a ser la receta. Después de varios intentos fallidos de Roscón en el pasado... por fin tengo la receta perfecta y es la de Toñi. súper esponjoso y con un sabor que me ha transportado a los roscones de panadería. Y ni os digo como olía la casa.

Lo he hecho tres veces y todas ha quedado perfecto, repetiré para Reyes y para cualquier fecha pues no hace falta que sea el día de Reyes ¿verdad?

Vamos a por la receta. Armaos de paciencia y respetad los levados para que os quede bien.

Con estas cantidades salen dos roscones medianos.


Para 2 Roscones medianos

Ingredientes para la masa madre:

70 ml. de Leche
10 gr. de Levadura fresca
1 c/c de azúcar
130 gr. de Harina de fuerza

Ingredientes para el Roscón:

60 ml. de Leche
70 gr. de Mantequilla sin sal
2 Huevos + 1 Yema
20 gr. de Levadura fresca
25 gr. de Agua de azahar
450 gr. de Harina de fuerza
120 gr. de Azúcar glass
Ralladura de media naranja
Ralladura de medio limón
2 c/s de Azúcar invertido
Una pizca de sal

Para decorar y rellenar el roscón:

Crema pastelera
Azúcar humedecido
Naranjas confitadas deshidratadas

En primer lugar hacemos la masa madre, para ello deshacemos la levadura en la leche templada, añadimos el azúcar, mezclamos y vamos añadiendo poco a poco la harina, mezclando al principio con una lengua y luego con las manos, hasta que obtengamos una masa.

Formamos una bolita y la metemos en un bol con agua templada hasta que flote (unos 12 minutos).

Vamos ahora a por el roscón. Disolvemos la levadura en la leche templada.

En un bol grande ponemos la harina tamizada y hacemos un hueco grande en el centro, donde pondremos los huevos, la leche tibia con la levadura, el azúcar glass, la ralladura de limón y la de naranja, la pizca de sal, el azúcar invertido, el agua de azahar y la masa madre.

Mezclamos de fuera hacia dentro hasta que se forme una masa, Primero será muy pringosa, parecerá que no lo vamos a conseguir, pero tras unos 10 minutos de amasado a mano, ésta dejará de pegarse y será más suave.

Extendemos la masa y ponemos encima la mantequilla en pomada, envolvemos y amasamos de nuevo. En esta ocasión nos parecerá que la masa se va a estropear y cortar, pero no, de nuevo tras otros 10 minutos de amasado, obtendremos una masa elástica.

Formamos una bola y dejamos reposar en un bol grande engrasado y tapada con film durante 4 horas, hasta que doble o casi triplique se tamaño.

Dividimos la masa en dos, formando dos bolas que dejaremos reposar 15 minutos.

Cubrimos la bandeja de horno con papel. Hacemos un agujero en el centro de cada bola con el dedo pulgar y  estirando un poco la masa. Colocamos los roscones en la bandeja o bandejas de horno y en el agujero ponemos un aro de emplatar engrasado o similar para que no se deforme (en mi caso han sido unas latas pequeñas de aceitunas cubiertas de film. Dejamos reposar 2 horas, tapados con un film engrasado.



Precalentamos el horno arriba y abajo a 190º.


Preparamos el azúcar humedecido, para ello, ponemos en un bol azúcar y unas gotas de agua, pellizcamos con los dedos y se irán formando ''grumitos de azúcar'', ya está listo, reservamos.


Con mucho cuidado retiramos el aro y pintamos los roscones con más cuidado aún con huevo batido, decoramos con el azúcar humedecido y con las naranjas confitadas, yo ésta vez no la puse por que en casa soy la única a la que le gusta, y sólo con azúcar ya está delicioso.


Horneamos 10 minutos, bajamos la temperatura a 170º y horneamos otros 10 minutos. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Cada horno es un mundo y dependiendo del tamaño también variará el tiempo, pero ojo! que en seguida se tuesta.

Cuando esté bien frío lo cortamos  y rellenamos con crema pastelera, trufa o nata montada. Es muy importante que tanto el roscón como el relleno esté muy frío en el momento de rellenar.

Si queréis ponerle el haba o una figurita, hacedlo en el relleno, envuelto en papel de horno o en film.

Ya tenemos listo un delicioso Roscón, y un olor maravilloso en casa.




Por cierto, Hugo disfrutó de ayudarme con el primero que hicimos, estaba todo el rato pendiente de la ''madre de dios'' como ha bautizado a la masa madre, jaja.

Mil gracias Toñi por esta receta maravillosa.




viernes, 28 de diciembre de 2018

Lomo con bacon al horno. Reto Alfabeto Salado

Hoy traemos una receta ideal para fiestas, un lomo de cerdo envuelto en bacon y hecho al horno, sencillo, pocos ingredientes, resultón y muy rico.

La receta de hoy es mi aportación al maravilloso Reto Alfabeto Salado que organiza mi amiga Miss Pimienta, cada mes salen por sorteo dos participantes y dos letras, y éstos eligen un ingrediente con la letra que le haya tocado, y con esos ingredientes...a cocinar!! Este mes al ser fiestas son ingredientes libres, yo he escogido Lomo y Bacon, puesto que tenía claro la receta que quería preparar. Si quieres saber más del reto o apuntarte...pincha aquí.

Ahora vamos a por la receta, que es lo más sencillo del mundo.


Ingredientes (4 personas):

Lomo de cerdo (1 kilo en una pieza)
200gr de Bacon en lonchas
4 Patatas
Pimienta
Sal

Precalentamos el horno arriba y abajo a 180º

Salpimentamos la pieza de lomo y la envolvemos con las lonchas de bacon, ahora envolvemos la pieza con papel de horno (tipo papillote), para evitar que se queme el bacon.


Envolvemos también las patatas. Ponemos todo en una bandeja y horneamos durante 1 hora.

Desenvolvemos y está listo para cortar y servir.


Es un plato como os he dicho muy sencillo pero está buenísimo.

miércoles, 26 de diciembre de 2018

Naranjas confitadas deshidratadas

Necesitaba una receta para enviar a una amiga, tenía que ser algo rico, que aguantase tiempo y fácil de transportar, puesto que iba a ser enviado por correos. Quería algo dulce, para que mi amiga a parte de comerlo tal cual, pudiese usarlo en alguna de sus recetas, pensé en unas rodajas de naranja confitadas y dulces, pero no me gustan que queden blandas y tiernas, si no más crujientes, así que saqué del armario mi deshidratadora y el resultado me ha encantado.



Vamos a por la receta, también podéis deshidratarlas en el horno, pero a parte de que notarás una subida en la factura de la luz...necesitas que tu horno funcione a muy baja temperatura

Ingredientes:

3 Naranjas
3 Tazas de azúcar
2 Tazas de agua
1 c/p de Bicarbonato
Agua

Cortamos las naranjas por la mitad, de arriba a abajo, y estas mitades las cortamos en rodajas finas, podemos usar una mandolina o un cuchillo bien afilado, en mi caso han sido con cuchillo (con la mandolina perdía zumo al cortarla)


Ponemos las rodajas de naranja 5 minutos en agua hirviendo con el bicarbonato, así perderá el amargor, escurrimos y reservamos.

En una olla colocamos el azúcar y el agua, mezclamos y llevamos al fuego, cuando se haya disuelto el azúcar, metemos las rodajas de naranja.

Dejamos tapadas a fuego lento durante 1 hora.

Escurrimos y reservamos el almíbar, que podremos usarlo en otras recetas.

Disponemos las rodajas de naranja en las bandejas de la deshidratadora, dejando algunos huecos para que circule bien el aire.



Deshidratamos durante 24 horsa a 60º. Les daremos la vuelta cuando lleven 8 horas. Quedarán crujientes y caramelizadas.




Lo sé, parecen muchas horas y pensarás que la luz se va a disparar, pero te aseguro que no, puesto que estos aparatos consumen muy poco, mi deshidratadora tiene sólo 245 vatios.

He hecho varias pruebas, con diferentes tiempos y temperatura, usando bicarbonato y sin usarlo, y ésta que os he contado es la que más me gusta como queda. Espero que a mi amiga le gusten

Una vez deshidratadas las guardamos en tarros de cristal esterilizados o en bolsas de vacío, puedes guardarlo en nevera o si no es verano en un armario, yo las guardo separadas con círculos de papel de horno, os cuento como los hago, es muy fácil.




1. Doblamos varias veces la hoja de papel de horno hasta obtener una medida donde quepa una naranja (un cuadrado de 7*7 aprox)

2. Doblamos otras dos veces, consiguiendo un cuadrado más pequeño.

3. Marcamos un cuarto de círculo, estando colocado el cuadrado como en la foto 2.

4. Recortamos por la marca.

5. Ya tenemos un montón de papelitos para guardar nuestras naranjas.



Y luego las guardamos como os muestro en la foto, así no se pegan unas con otras.




domingo, 16 de diciembre de 2018

Recopilatorio Reto Lo que te salga de la olla (lenta). Costillas de cerdo

Hoy no os traigo una receta, si no un recopilatorio de  las recetas que han participado este mes en el Reto Lo que te salga de la olla (lenta). Este mes el ingrediente a cocinar en la olla lenta han sido las costillas de cerdo













Yo he preparado unas Costillas en salsa barbacoa, pero hasta dentro de unos días no puedo poner la foto, puesto que mi movil está en reparación y la foto dentro (no, no se guardó en la tarjeta, y tengo un enfado...pero no puedo hacer nada más que esperar)

Muchas gracias a todos por vuestra participación, estoy súper contenta, el día 18 sabremos que cocinamos en nuestras ollitas para el próximo mes.


sábado, 15 de diciembre de 2018

Costillas en salsa barbacoa. Reto Lo que te salga de la olla (lenta)

Los que me conocéis, ya sabéis lo enamorada que estoy de mi olla lenta, más de uno se la ha comprado por mi culpa, alentado por mí. Es por eso que nace el Reto Lo que te salga de la olla (lenta), un reto para disfrutar de las maravillosas delicias que podemos hacer con la olla.

La receta de hoy es muy sencilla, son unas costillas con salsa barbacoa, pero cocinadas en la olla lenta, así quedan más melosas, la carne se deshace con solo mirarla.

No puedo poner hoy foto porque se ha roto mi movil y horror!!! la foto sigue allí, en cuanto lo arregle...edito la entrada.

Lo que tenéis que tener muy claro es que con la olla lenta ha que programar los platos, como dice su nombre, es lenta, esta receta la he hecho en 4 horas a alta temperatura, pero está buenísima también si la hacéis 7 horas en baja.

La salsa HP podéis sustituirla por cualquier salsa barbacoa, pero ésta es más intensa.

Ingredientes:

2 Tiras de costilla de cerdo
200 ml de Salsa HP
Sal
Azúcar
Aceite de oliva

Sazonamos las costillas, las embadurnamos en salsa y dejamos macerar durante 8 horas al menos.

Sacamos las costillas y reservamos la salsa que quede en el recipiente.

Calentamos una plancha, espolvoreamos un poco de azúcar sobre las costillas y las marcamos  con aceite de oliva unos 5 minutos por cada lado.

Colocamos las costillas de pie en la olla  y cubrimos con la salsa. No añadimos nada de líquido extra,   puesto que las costillas soltarán mucho líquido.

Cocinamos  4 horas el alta o 7 en baja.

Si tenéis mucha prisa podéis comerlas así, pero están mucho más ricas si luego reducimos la salsa en un cazo al fuego.


Estoy deseando ver las aportaciones de mis compis de reto

domingo, 9 de diciembre de 2018

Bizcochitos de vainilla y canela. Reto Cocinarte

La entrada de hoy, es muy especial para mí, es la primera vez que participo en el Reto CocinArte, que organiza mi amiga María del blog In my little kitchen, cada mes ella nos propone un cuadro y tenemos que cocinar un plato que nos inspire ese cuadro.

Este mes el cuadro elegido ha sido El censo de Belén de Brueghel el Viejo, la verdad es que yo no lo conocía, no os voy a engañar. Os lo dejo al final de la entrada.

Este cuadro me inspira a dulces de Navidad, algo con mucho azúcar glass, muy blanquito, pero sobretodo dulce. Los bizcochos de vainilla y canela me recuerdan a las Navidades de pequeña, y ya de más mayor, en casa nunca ha faltado el bizcocho de vainilla y canela para la fiestas.



Siempre uso los mismos ingredientes, y lo hago en formato grande, pero esta vez los he hecho en pequeñito. Me encanta este formato, los meto en un taper y se conservan de maravilla, aunque la verdad es que no duran mucho, desaparecen. Otra de las diferencias al que preparaba antes,, ha sido el orden que he usado para mezclar los ingredientes, así quedan mas jugosos.

Ingredientes (para 24 bizcochitos):

6 Huevos
110 gr. de Mantequilla pomada
350 gr. de Harina
350 gr. de Azúcar
1 Sobre de Levadura de repostería
1 Yogur de Vainilla
1 c/p de Canela

Ponemos en un bol grande la mantequilla y el azúcar, lo mezclamos bien.

Añadimos los huevos uno a uno, sin añadir el siguiente hasta que el anterior esté bien ligado a la mezcla.

Añadimos ahora el yogur y mezclamos.

Por último añadimos la harina, la levadura y la canela, mezclamos bien y llenamos los moldes, no más de 2/3 pues crecen bastante.

Horneamos por abajo a 170º durante 25 minutos.

Dejamos enfriar y decoramos con azúcar glass. Son una delicia



El censo de Belén de Brueghel el Viejo



viernes, 7 de diciembre de 2018

Bizcochitos de limón con glaseado de limón

Hoy os traigo unos deliciosos bizcochitos de limón con glaseado de limón, la receta se la he tomado prestada a Juanan de Cuuking, un blog que me encanta y que tienen mil delicias, a la receta lo único que le he cambiado ha sido la nata por yogur. Visitad su blog, seguro que no os defrauda.

Estos bizcochitos quedan súper esponjosos y con un intenso y sabor a limón, en casa han sido un éxito, son como ''esponjitas refrescantes''


Ingredientes:

3 Huevos
170 gr. de Harina
180 gr. de Azúcar
60 gr. de Mantequilla
1/2 Yogur sabor limón
1.5 c/p de Levadura de repostería
Ralladura de un limón
El zumo de un limón

Para el glaseado:

2 c/s de Zumo de limón
100 gr. de Azúcar glass

Muy importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente.

En primer lugar mezclamos bien la mantequilla con el azúcar y la ralladura de limón, con una lengua es como mejor me queda a mí.

Ahora añadimos los huevos, uno a uno, hasta que no esté uno bien ligado, no añadimos el siguiente.

Añadimos el yogur y el zumo de limón y mezclamos bien.

Finalmente añadimos la harina y la levadura tamizadas, mezclamos hasta que se integren los ingredientes.

Engrasamos un poco los moldes con mantequeilla fundida, llenamos los moldes 2/3 aproximadamente y horneamos por abajo con la bandeja en el centro a 170º unos 20-25 minutos.

Cada horno es un mundo y siempre que hacemos una receta por primera vez... es mejor vigilar.

Para el glaseado ponemos el zumo de limón en un bol y vamos añadiendo el azúcar hasta obtener la textura adecuada, si lo dejamos muy líquido quedará un glaseado muy flojo.

Una vez fríos los bizcochitos, los cubrimos con el glaseado y cuando éste haya secado...listos para devorar!!


sábado, 1 de diciembre de 2018

Espaguetis con salsa de mostaza antigua y tomates secos. Reto Alfabeto Salado

Estamos a primer día de mes, y esto significa que hoy se publica el Reto Alfabeto Salado que organiza mi amiga Miss Pimienta, pincha aquí si quieres saber de que va el reto, pero te adelanto que es muy divertido ver las recetas tan diferentes que salen con dos ingredientes base.

Este mes, los ingredientes son espaguetis y mostaza y los han escogido Nuria y Belén.

En seguida pensé en una salsa de mostaza antigua y tomates secos, y el resultado ha sido una delicia, os cuento como la he hecho.


Ingredientes (para 2 personas):

250 gr. de Espaguetis
1 Cebolla fresca pequeña
1 c/s de Mantequilla
1 c/s de Aceite de oliva
1 c/s de Harina
100 ml. de Vino blanco
1 c/s de Mostaza antigua
200 ml. de Agua
1 Pastilla de caldo de carne
12 Tomates cherry deshidratados

Ponemos en un bol con agua muy caliente durante 5 minutos los tomates para que se rehidraten y tengan una textura carnosa. Escurrimos y reservamos.

En una cazuela ponemos la mantequilla y el aceite de oliva a fuego lento, cuando la mantequilla se haya derretido añadimos la cebolla y cocinamos unos minutos, cuando empiece a transparentar añadimos la harina, movemos, añadimos el vino y ligamos bien, dejamos unos minutos al fuego para que evapore el alcohol.

Añadimos ahora el agua y la pastilla de caldo, ligamos y añadimos los tomates rehidratados y la mostaza. Dejamos 10 minutos a fuego lento. Cocemos mientras los espaguetis y los mezclamos con la salsa en la cazuela donde la hemos preparado.

Ya están listos para servir, una receta rica y muy fácil.