miércoles, 22 de julio de 2020

Coca de cuarto Mallorquina. Asaltablogs im-previsible

Hoy os traigo un dulce riquísimo que le he robado Estela del blog Mi Dornillo La cocina de Estela, si si, ya sé que le he robado una receta mallorquina a una andaluza, pero es que cuando vi la foto... no pude resistirme. 


Es un bizcocho super esponjoso y que en casa nos ha encantado. Como nos cuenta Estela en su receta (pincha aquí para verla), suele hacerse con fécula de patata, pero ella lo prepara con harina fina de maíz, que es lo que he usado yo también, puesto que la fécula me ha sido imposible encontrarla.

Como os he contado en entradas anteriores esta receta forma parte del Asaltablogs im-previsible, y es que Marga, la jefa del Reto Asaltablogs, está muy loca y somos unos cuantos asaltadores los que estamos como ella y la seguimos en esta locura de robar a diestro y siniestro.

Vamos a por la receta!

Ingredientes:

4 Claras de huevo
5 Yemas
130 gr. de Azúcar glass
90 gr. de Maicena


Calentamos el horrno a 180º (calor arriba y abajo), forramos un molde cuadrado o rectangular con papel de horno.

En un bol amplio montamos las claras hasta que estén firmes, y vamos añadiendo el azúcar poco a poco, que se vaya integrando.


  

Añadimos ahora las yemas una a una. No añadimos la siguiente hasta que la anterior esté integrada.




Por último añadimos la maicena tamizada poco a poco, mezclando con movimientos envolventes para perder el menor aire posible.




Hornear durante 20 minutos. como ya sabéis...cada horno es un mundo.




Dejar enfriar, desmoldar, espolvorear con azúcar glass, cortar en cuartos y a disfrutar!!!




sábado, 18 de julio de 2020

Salsa de guindillas dulce. Asaltablogs im-previsible

Hoy os traigo una deliciosa salsa de guindillas dulce que le he birlado a Sile Ni Mhou, del blog A veces cocino, y es que este verano... no podemos parar de robar, y si no... ya lo iréis viendo en los próximos días en las publicaciones del Asaltablogs Im-previsible.


Es una salsa ideal para carnes, pescados, burritos y lo que se te ocurra y además es súper fácil de hacer, así que ¡Vamos a por la receta!

Ingredientes:

100 ml de Vinagre de arroz
110 gr. de Azúcar
1 Guindilla grande
1 Diente de ajo
10 gr. de Pimiento rojo
Jengibre fresco
Pizca de sal






En un cazo llevamos al fuego hasta que se disuelva el vinagre con el azúcar. Bajamos el fuego y dejamos a fuego muy suave durante 10 minutos.


Por otro lado, majamos la sal con el ajo y un trocito de jengibre fresco. Reservamos.


Quitamos las semillas de la guindilla y cortamos en tiras finas. Reservamos.

Quitamos la piel del pimiento rojo y lo machacamos en el mortero hasta obtener una pasta.


Añadimos al almíbar el pimiento, la guindilla y la mezcla de ajo y jengibre. 


Cocinamos a fuego suave durante 5 minutos y ya tenemos lista nuestra salsa.


domingo, 12 de julio de 2020

5 vinos franceses imprescindibles para este verano


La temporada estival es una época ideal para disfrutar en compañía: aperitivos, comidas, cocktails, cenas de picoteo, barbacoas... ¿Y qué mejor para aderezar estos momentos que una buena copa de vino? Los vinos franceses, siempre elegantes y delicados, son una elección perfecta para estas ocasiones. 
En este artículo, te invitamos a ponerle al verano un toque de glamour, con cinco vinos franceses que no te puedes perder, junto a deliciosas propuestas de maridaje, ¡para degustarlos como se merecen!
  • Médoc de Burdeos
Burdeos constituye la región vitivinícola más importante de Francia, cuna de algunos de los los mejores vinos del mundo. Si todavía no los conoces, te proponemos comenzar conociendo sus tintos, potentes y bien estructurados, con denominaciones de origen controladas (AOC) tan interesantes como Médoc, con todo el carácter de la Cabernet Sauvignon. 
Si has elegido la carne como plato principal, estos vinos franceses combinan a la perfección con sabores potentes, como las carnes rojas o la caza o los guisos y estofados con salsas contundentes. 
  • Vinos de Chablis
Los vinos de Chablis representan la denominación de origen más conocida dentro de los vinos de Borgoña. Este vino blanco es una opción inmejorable para descubrir las magníficas cualidades de la uva Chardonnay, la variedad blanca predominante en esta región. 
Sus exquisitas notas afrutadas y la mayor acidez de los vinos de Chablis hace que resulten un acompañamiento fabuloso para carnes blancas y platos con salsas suaves. 
  • Muscadet del Valle del Loira
Este vino blanco, elaborado en la región de Nantes, es uno de los mejores vinos franceses que podrás encontrar para acompañar platos de pescado. Dentro de los vinos de Muscadet se incluyen cuatro denominaciones de origen (AOC): Muscadet, Muscadet Sèvre et Maine, Muscadet Coteaux de la Loire y Muscadet Côtes de Grand-Lieu. 
Los vinos blancos del Valle del Loira destacan por su frescura y su increíble acidez, ideal para realzar el sabor de cualquier plato de pescado, potenciando sus matices.
  • Riesling de Alsacia
Situada al norte de Francia, Alsacia es otra de las regiones vitivinícolas privilegiadas del país galo, destacada sobre todo por sus excelentes vinos blancos. Las características climáticas y orográficas de esta zona, próxima a Alemania, confieren a estos vinos franceses una personalidad muy característica, con un aroma rico y complejo. 
El Riesling de Alsacia destaca por su frescura y su aroma intenso, con notas de manzana, albaricoque o melocotón, que lo convierte en un maridaje perfecto para todo tipo de quesos. 
  • Champagne Blanc de Blancs
Para terminar, en esta exclusiva selección de los mejores vinos franceses, que podrás encontrar en la tienda de vinos Grau Online, no podía faltar uno de los vinos más famosos del mundo: el Champagne. Los Blanc de Blancs son una elección inmejorable para descubrir este tipo de vinos franceses, elaborados exclusivamente con uva Chardonnay. Si tienes algo que celebrar, nada como descorchar un Blanc de Blancs Grands Crus.
Pero, además, sus posibilidades de maridaje van mucho más allá del brindis final. ¿Sabías que los expertos consideran al Champagne un acompañamiento perfecto para el jamón ibérico y otras delicatessen, como las ostras? Una auténtica sinfonía de sabores, ¡totalmente irresistible!


viernes, 10 de julio de 2020

Crema inglesa. Asaltablogs im-previsible

Ya estábamos todos los asaltadores pensando que teníamos vacaciones del Reto Asaltablogs y  de repente Marga ''la jefa'' nos suelta la bomba...¿quien se apunta al asaltablogs im-previsible?.  Y como soy adicta a este reto... me apunté corriendo, durante este mes, entre los loquitos que nos hemos apuntados podemos desvalijarnos unos a otros, y publicar cuando mejor nos vaya, podemos ser asaltados o no, pero la verdad es que eso poco importa cuando lo que te gusta es robar sin escrúpulos. 

Si quieres saber más de este reto que organiza mi amiga Marga del blog Azafranes y Canelas, pincha aquí y verás que divertido.

Yo ya me he puesto mis guantes violetas y he empezado a pasear por las cocinas sin dejar huella, la primera cocina ha sido la de la jefa, para agradecerle todo el trabajo que hace, se lo merece. 



Me he quedado con su Crema inglesa, que justamente la necesitaba para una receta que tengo que hacer, y en cuando apareció ante mi, me la llevé sin pensarlo dos veces. Pero... creo que volveré por aquí Marga, así que .... ten cuidadito...

Ella utiliza vainilla en rama, yo he usado vainillina en polvo

Vamos a por la receta!

Ingredientes:



1/2 litro de leche
4 yemas de huevo
100 gr. de azúcar
1 c/c de Vainillina en polvo
La piel de medio limón




En un cazo ponemos la leche junto con la piel de limón y la vainillina, calentamos a fuego lento sin que llegue a hervir. 


Cuando esté caliente, retiramos del fuego y dejamos infusionar 15 minutos.

Colamos la leche y reservamos.


Por otro lado en un bol amplio, batimos las yemas con el azúcar, hasta que estén bien mezcladas.

Ponemos la leche de nuevo al fuego muy bajito y cuando tome un poco de calor, añadimos poco a poco la mezcla de las yemas, moviéndolas enérgicamente para que se integren bien.

Una vez esté todo bien mezclado, mantenemos a fuego suave hasta que tome consistencia de crema ligera.

Dejamos enfriar y lista!!!


Con las claras hice mis merenguitos de vainilla que son un vicio. Pero en lugar de hacerlos en el horno, como indica la receta, los hice en la deshidratadora. 4 horas a 60º y quedan de lujo.





















domingo, 28 de junio de 2020

Patas de buey de mar al ajillo. Reto asaltablogs

Último domingo de mes y aquí estamos con la entrada del Reto Asaltablogs, ese maravilloso reto capitaneado por mi querida Marga de Azafranes y Canelas, pincha aquí si quieres saber más del reto o apuntarte a él.

En esta ocasión es asaltablogs invisible, los más yonkies del reto nos apuntamos y recibimos un mail (que debemos mantener en secreto) con el nombre de nuestro asaltado, todos asaltamos y todos somos asaltados. 

Cuando recibí mi mail y ví que me tocaba asaltar a Miss Pimienta.... me puse a dar saltos de alegría literalmente. No conozco a Elena en persona, pero la considero una gran amiga y forma parte de mi día a día. 

Y ¿que deciros de su cocina? Pues que me encanta y que tenéis que visitarla, yo lo hago muy a menudo, sus spicy edamame es una de mis recetas favoritas. 

Estuve a punto de robarle para el reto su marmitako de caballa, pero se quedó en la carpeta de pendientes cuando haciendo la compra ví unas patas de buey y me vinieron a la cabeza sus patas de buey al ajillo, hacia tiempo que las tenía en mente y se me antojaron en ese momento. Una receta sencilla, rápida y deliciosa, yo, como ella, soy amante del marisco y del cascareo, así que mi cena fue un triunfo. 

Vamos a por la receta! 

Ingredientes:

8 patas de buey de mar cocidas
3 dientes de ajo
2 guindillas Cayena
50 ml de vino blanco
Aceite de oliva

En un wok o sartén, con un poco de aceite de oliva, salteamos los años finamente picados y la guindilla. 

Añadimos las patas de buey, movemos y regamos con el vino. 

Tapamos y cocinamos durante tres minutos. 

Ya las tenemos listas para servir. Podemos servirlas tal cual como hice yo o espolvoreadas con perejil fresco y unas rodajitas de limón, como hace Elena. Pincha aquí para ver como las presenta ella. 

Mil gracias por esta receta y por dejarme campar a mis anchas en tu cocina, aunque... eso ya lo hago a menudo.... 

domingo, 31 de mayo de 2020

Molletes. Reto Asaltablogs invisible Mayo

Último domingo de mes y aquí estamos con el maravilloso reto Asaltablogs que capitanea mi amiga Marga de Azafranes y Canelas. Pero este mes es diferente, debido a la pandemia los ánimos para cocinar no están en su mejor momento, y la Jefa pensó (muy bien pensado) que era una pena para el que fuese asaltado de Mayo, ya que no se le robaria como otros meses. Así que hacemos el Asaltablogs invisible, donde los más adictos a robar, nos apuntamos y a través de un sorteo... Nos toca asaltarnos unos a otros, todos asaltamos y todos somos asaltados.

A mí me ha tocado asaltar el blog de Eva, Eva en pruebas, y en cuanto vi estos Molletes, dije que iban a ser para mí, pues todas las mañanas desayuno molletes. Unos días los preparo con un poquito de aceite, otros días con mantequilla, y otros días con salmorejo. 

La receta es muy sencilla, vamos a por ella! 

Ingredientes (8 molletes):
500gr de Harina de trigo
10 gr de levadura fresca
325 ml de agua
50 ml de aceite de oliva
1 c/p de sal

Por un lado,  mezclamos el agua con la levadura fresca. 

En un bol ponemos la harina, y formamos un volcán. 

Añadimos al volcán la mezcla de agua y levadura y el aceite y con ayuda de una espátula mezclamos. 

Añadimos ahora la sal y amasamos unos minutos. Queda una masa un poco pringosa

Tapamos y dejamos reposar en un bol durante 2 horas, hasta que la masa doble su volumen.

Ponemos un poco de harina en la mesa de trabajo y desgasificamos la masa. Doblandola sobre ella misma.

Dejamos reposar durante 10 minutos y cortamos en ocho trozos. Colocamos cada trozo de masa en la bandeja del horno sobre papel sulfurizado, que queden los bollitos un poco aplastados. 

Dejamos reposar 30 minutos, mojamos ligeramente los bollitos y horneamos a 200 grados en el horno precalentado arriba y abajo durante 10-12 minutos. 

Ya tenemos listos nuestros molletes, podemos comerlos directamente, tostarlos o congelar los ir sacando los según necesidad. 

domingo, 26 de abril de 2020

Pollo Kiev. Reto Asaltablogs

Último domingo de mes y aquí estamos una panda de despiadados ladrones de la blogosfera asaltando el blog de Kety, Croketypot, para el reto Asaltablogs, que organiza mi querida Marga de Azafranes y Canelas, pincha aquí si quieres saber de que va el reto o estás interesado en apuntarte, es un reto muy divertido y en el que conoces a gente maravillosa.

Deberíamos haberle asaltado el mes pasado, pero con todo esto de la pandemia y el confinamiento, la jefa nos propuso un cambio de fecha, y la verdad es que fue muy acertado, puesto que hacer la compra estos días y organizar menús, supone un estrés, al menos en mi casa, ya que es a mi marido a quien le toca ir a comprar, eso sí, lleva la lista hecha por pasillos, se va encontrando las cosas en el mismo orden que las tiene apuntadas, una que es una friki de los supermercados.

Paseando por su blog, me encontré con este delicioso Pollo Kiev, y supe al instante que iba a ser mi asalto, receta ideal, puesto que en casa nos encanta el pollo en todas sus versiones y los ingredientes los suelo tener todos en casa, así que me puse manos a la obra. Pincha aquí para ver la receta de Kety, la única diferencia es que yo no usé perejil, pues al ir a echar mano al botecito donde lo guardo... ''no había'' y no era plan de bajar a la calle solo para eso. La próxima vez que lo haga, que no será muy tarde porque está buenísimo, me aseguraré de tener.


Vamos a por la receta!!


Ingredientes (para 4 personas):
4 Pechugas de pollo pequeñas
4 Patatas
Bacon
40 gr. de Mantequilla
3 Dientes de ajo
Pimienta blanca
Sal
Pan rallado
Harina
Aceite para freír 

Doramos el bacon en una sartén y reservamos.


Cocemos las patatas.

Abrimos las pechugas por la mitad para poder rellenarlas, las salpimentamos y reservamos.

Picamos finamente los dientes de ajo y cortamos la mantequilla en barritas.

Rellenamos las pechugas con el bacon, el ajo y la mantequilla. Las cerramos y sujetamos con unos palillos para que no se suelten.


Las pasamos por harina, huevo y pan rallado.


Freímos en aceite unos minutos, para que estén doraditas.


Las ponemos ahora en una bandeja de horno, junto a las patatas previamente cocidas y horneamos a 200º durante unos 25 minutos.

Ya está listo para servir, yo las acompañé de una ensalada de escarola


Gracias Kety por este plato tan rico y completo.

jueves, 16 de abril de 2020

Bollos suizos

Durante el confinamiento, Hugo me ha pedido que le prepare cada día una cosa diferente para merendar y de momento entre recetas que ya tenía publicadas, fruta y cositas nuevas...estoy cumpliendo.

El otro día tocaron unos deliciosos bollos suizos, muy parecidos a unos que yo merendaba cuando era pequeña, con la diferencia de que los que yo merendaba eran con una fina capa de chocolate por encima, el próximo día los haré así.


Con estas cantidades salen 15 bollitos y se pueden congelar perfectamente una vez fríos.

Es muy importante que respetemos los tiempos de levado.

Vamos a por la receta!

Ingredientes:

500 gr. de Harina de fuerza
250 gr. de Leche semi
2 Huevos
90 gr. de Azúcar
5 gr. de Sal
10 gr. de Levadura fresca
80 gr. de Mantequilla pomada

Para decorar:
1 Huevo batido
Azúcar humedecido

En un bol ponemos 100 gr de harina y deshacemos en ella la levadura, desmigándola. Añadimos 100 gr de leche tibia y mezclamos bien. Tapamos y dejamos reposar durante 8 horas, yo la dejé toda la noche.

Después del reposo, veremos que ha fermentado y estará lleno de burbujas. Ya tenemos el prefermento.

En otro bol ponemos el resto de la harina, formando un volcán y dentro añadimos el resto de la leche tibia, los huevos, el azúcar, la sal y el prefermento. Mezclamos y dejamos reposar 10 minutos.

Amasamos unos 5 minutos y dejamos reposar otros 10 minutos.

Ya tendremos una masa lisa, así que añadimos la mantequilla y amasamos de nuevo hasta obtener una masa lisa y elástica. Hacemos una bola y dejamos reposar en un bol tapada durante dos horas y media, hasta que doble su tamaño.

Pasamos la masa a una superficie enharinada y le quitamos todo el aire. 

Hacemos bolitas de unos 65 gramos. Para hacer las bolitas hay que tensar bien la masa, yo voy estirándola de arriba y metiéndola por abajo, cuando ya está estirada, formo la bolita.

Dejamos reposar las bolitas en la bandeja del horno, sobre papel sulfurizado, tapadas, durante 90 minutos, hasta que casi doblen su tamaño.



Precalentamos el horno a 200, arriba y abajo.

Pintamos los bollos con mucho cuidado con el huevo batido y justo antes de meter en el horno les hacemos un buen corte que rellenaremos de azúcar humedecido.



Para hacer el azúcar humedecido sólo tendremos que poner azúcar en un bol y añadir unas gotas de agua, y con unos pellizcos se formará.

Horneamos entre 12 y 14 minutos. Dejamos enfriar sobre una rejilla y listos para devorar.


Son una maravilla y muy muy esponjosos. Si los hacéis ya me contaréis que tal.















jueves, 9 de abril de 2020

Nécoras en salsa picante

Hacía ya unos días que tenía ganas de comer cangrejos, nécoras, patas o cualquier cosa que fuese de cascareo y cuando ayer Miguel me consiguió unas nécoras... casi me vuelvo loca de la alegría.

Me puse a investigar, me apetecía hacerlas tipo ''chilli crab'' pero lo de poner el huevo batido al final en la salsa... como que no me llamaba la atención, que seguro que está buenísima, pero no me llama. Vi también que David Muñoz le añade pimentón, así que hice una mezcla de las recetas que vi y el resultado fue espectacular. 

Vamos a por la receta!


Ingredientes:

6 Nécoras cocidas
4 c/s de Aceite de girasol
15 gr de Jengibre fresco
3 dientes de Ajo
1/2 Cebolla morada
1 Guindilla cayena seca
30 gr de Salsa Teriyaki
15 gr de Ketchup
1 c/p de Maizena
250 gr. de Agua
1 Pastilla de caldo de pollo
1 c/p de Azúcar
1 c/p de Pimentón agridulce
Ralladura de 1/2 Limón
Cilantro 
Sal

Les damos un corte a las nécoras en la parte de abajo, pero sin llegar a cortarlas del todo por la mitad, reservamos.

Cortamos finamente la cebolla y la guindilla, reservamos.

Rallamos el ajo y el jengibre, reservamos

En un vaso grande o bol ponemos la salsa teriyaki, el ketchup, la maizena, el agua, la pastilla de caldo, el azúcar y el pimentón, mezclamos y reservamos.

En un wok, sartén o cazuela ponemos el aceite de girasol e inmediatamente, antes de que esté caliente añadimos el ajo y el jengibre rallado, en cuanto huela un poquito a ajo, añadimos la cebolla y la guindilla, rehogamos unos minutos.

Añadimos ahora las nécoras y dejamos unos minutos para que se impregnen de la mezcla.

Regamos con la salsa que tenemos reservada, añadimos la ralladura de limón y sazonamos. Cocinamos unos 10 minutos que es lo que tardará en espesar la salsa.

Y ya las tenemos listas para servir con cilantro picado por encima.

Preparad pan para la salsa, servilletas y remangaos, porque la salsa os va a chorrear. A disfrutar!!!