miércoles, 16 de enero de 2019

martes, 15 de enero de 2019

Pollo con uvas y mostaza en olla lenta. Reto Lo que te salga de la olla (lenta)

Hoy os traigo un delicioso pollo con uvas y mostaza cocinado en olla lenta para el Reto Haz lo que te salga que la olla (lenta) y es que cada día que pasa más enamorada estoy de mi ollita.

Este mes el ingrediente elegido ha sido el pollo, pensé en un principio en hacer unas pechugas con barbacoa y especias y luego desmenuzaras y rellenar unas tortitas, pero... no tenía salsa barbacoa en casa y no tenía tiempo de hacerla casera.



Rebusqué en los armarios y ante mí apareció una latita de uvas que nos sobraron en fin de año, que manía tienen de hacer packs de dos, en casa somos tres y siempre nos sobra una de algo, en este caso me vino genial. Lo tenía claro, quería pollo con uvas, abrí otro armario y ahí estaban los granitos de mostaza, dos cositas más y salió un pollo buenísimo.

Vamos a por la recetas

Ingredientes:

2 Pechugas de pollo
1 Cebolla fresca
4 o 5 Láminas de ajo deshidratado
1 Lata de uvas en almíbar y su almíbar
2 c/s de Mostaza en grano (seca)
Aceite de oliva
Sal





Troceamos las pechugas, las sazonamos y las marcamos en una sartén o cazuela con aceite de oliva, cuando cambien de color, las pasamos a la olla (apagada)


En la misma cazuela rehogamos medio minuto la cebolla y las láminas de ajo, añadimos las uvas y los granos de mostaza, dejamos 3 minutos y lo vertemos sobre el pollo.



Programamos la olla 3 horas en alta y tendremos un pollo muy sabroso y jugoso, no es necesario añadir ningún líquido extra. 

Estoy deseando ver que han hecho mis compis!

viernes, 11 de enero de 2019

Mini baguettes

Me encanta hace pan en casa y más ahora que me sale casi perfecto. En mis inicios de ''panarra'' no me quedaban los panes como quería, o quedaba la miga muy compacta, o no quedaba crujiente la corteza o directamente no se podía ni comer, imagino que no soy la única ¿no?


El principal problema que tenía era no respetar los tiempos de levado, una que no tiene paciencia, y es que cuando quiero algo...lo quiero ya, y eso con el pan...no puede ser.

Otro problema es el tipo de harina, que es un mundo aparte, si lleva grasas un tipo de harina, si no lleva otro, el porcentaje de proteinas es muy importante también, pero no voy a daros la brasa con este tema, pero tenéis que tenerlo en cuenta. Yo a partir de ahora indicaré que porcentaje de proteinas tiene la harina de cada receta.

Para estos panecillos que quedan super esponjosos por dentro y con una corteza crujientita...he usado harina común, con un 10,3% de proteina y quedan perfectos, eso sí, hay que tener paciencia con los levados y con el amasado.

Vamos a por la receta, que es muy sencilla y con sólo 4 ingredientes.


Ingredientes (8 panecillos):

250 gr. de Agua tibia
375 gr. de Harina común (10,3% proteina)
1 c/c de Sal
15 gr. Levadura fresca






En un bol con ayuda de un poco de la harina desmigamos la levadura y le añadimos 3 cucharadas soperas del agua tibia, mezclamos y dejamos reposar entre 15 y 20 minutos. La mezcla se inflará un poco.


En un bol o recipiente amplio hacemos un volcán con la harina tamizada, ponemos en el centro la levadura reservada y el agua tibia, en un lateral la harina. Mezclamos de fuera hacia dentro. Yo lo hago a mano, con una espátula de silicona durante unos 12 minutos, es una masa pegajosa.





Engrasamos con un poquito de aceite de girasol el bol y nuestras manos para manipular la masa, formamos una bola y la dejamos reposar 1,5 horas en un recipiente grande (hasta que doble su tamaño, todo dependerá de la temperatura)


Enharinamos la superficie de trabajo y con las manos un poco engrasadas sacamos la masa y la amasamos un poco, para eliminar el aire.


Cortamos en porciones la masa (en mi caso han sido porciones de unos 75 gramos), estiramos la masa y vamos doblando sobre si misma y estirando con cuidado, boleamos y formamos las barritas rodando.




Las ponemos en una bandeja de horno sobre papel sulfurizado, dejamos reposar 30 minutos



Precalentamos el horno (arriba y abajo) a 230º. Y colocamos en la parte baja del horno una bandeja, taza o bol con agua.

Pintamos los bollitos con agua y les hacemos uno o varios cortes a lo largo, con un cuchillo muy afilado o con una cuchilla, con mucho cuidado, sin aplastar los panecillos.


Horneamos a 230º durante 10 minutos.

Bajamos la temperatura a 180º y horneamos otros 15 minutos.

Sacamos los panecillos y los dejamos enfriar unos minutos sobre una rejilla.


Ya tenemos listos unos deliciosos panecillos tipo baguette que os comeréis sin daros cuenta.









miércoles, 9 de enero de 2019

Timbal de patatas y judías con huevo poché y alioli. Reto Cocinarte

La entrada de hoy es para el Reto Cocinarte, ese maravilloso reto que organiza mi amiga María del blog In my little kitchen, ella cada mes nos propone una obra y nos ponemos en marcha con una receta que nos inspire o nos recuerde a dicha obra.


Este mes la obra selecciona ha sido la preciosa Casa Batlló de Antonio Gaudí. Es una obra preciosa que tengo el gran privilegio de haber visitado cuando vivía en Barcelona y que me enamoró.

Sí, lo sé, el plato que presento no tiene mucho parecido a la Casa Batlló y es que desde que supe la obra...me centré en la comida de mi paisano Antonio Gaudí, que fue de pequeño un niño enfermizo, y su comida favorita eran las judías verdes con patatas y alioli y los huevos, su dieta estaba compuesta en mayor parte por verduras y frutos secos, como podéis leer aquí.

Así que os traigo un plato que va muy bien para sentirte menos culpable de los excesos de las fiestas. Mi marido no es muy de verduras (y menos de judías verdes) y devoró el plato en unos minutos, a Hugo se lo preparé con mayonesa y también lo devoró, aunque claro, él es fanático de las verduras.

Las verduras las preparé en la vaporera eléctrica, que me encanta como quedan y casi no ensucias, pero se puede hacer perfectamente en otro tipo de vaporera o cociendo la verduras.

Ingredientes (para 3 personas):

350 gr. de Judías verdes planas
3 Patatas medianas
3 Huevos
Aceite de oliva
Sal

Lavamos bien la judías y con un pelador eliminamos los laterales y las cortamos por la mitad a lo largo y a lo ancho, sacaremos 4 tiras de cada vaina. Las colocamos en la bandeja superior de la vaporera y sazonamos.


Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas finas, las colocamos en la bandeja inferior de la vaporera y sazonamos. La patata la pongo siempre abajo porque tarda más en hacerse y a mí me gusta bien hecha.


Llenamos el depósito de la vaporera y programamos 10 minutos, el tiempo como he dicho antes, depende de como os gusten las verduras y tenemos que tener en cuenta que mientras acabamos los huevos...la verdura se sigue cocinando si la tenemos dentro.

Ponemos agua a calentar en un cazo para hacer los huevos.

Para ello, sobre un bol pondremos un trozo de film, lo pincelamos con aceite de oliva y cascamos el huevo sobre el film. Cerramos y atamos con hilo. Hacemos el mismo proceso con cada huevo.




Metemos las ''bolsitas'' en el cazo y dejamos entre 3 y 5 minutos (según gusto). Los retiramos y vamos a emplatar.


Con aro hacemos el timbal, en primer lugar colocamos la patata (a mi me gusta romperla un poco, par que haga más base).


Sobre la patata añadimos una capa de alioli y sobre éste, colocamos las judías.


Sobre las judías, en el centro ponemos una cucharada sopera de alioli y ahí es donde colocaremos con cuidado el huevo.


Quitamos el aro y ya lo tenemos listo para servir. Si os gusta el huevo poco hecho (no es mi caso) queda precioso el corte cuando cae la yema.